El joyero de Windows 95

 

Mientras Windows 95 estaba siendo desarrollado, ejecutivos de Microsoft le encargaron a Brian Eno que produjera una “pieza de música” que se oiría cuando el naciente sistema operativo se iniciara. Éste sonido se volvería conocido como “The Windows Sound”. Eno probablemente es más conocido por su música ambient; largos tracks con sonidos profundos y melodías libres. Pero esta “pieza” tenía que ser un poco más corta. Eno relata la situación:

La gente de la agencia me dijo: “Queremos una pieza de música que sea inspiradora, universal, bla-bla, da-da-da, optimista, futurista, sentimental, emocionante”. Una lista completa de adjetivos, y entonces al final dijeron: “Y tiene que durar 3,25 segundos”.

Y, por supuesto, Eno resolvió el problema creando un sonido icónico. Pero si agarrás su micro-canción y la estirás hasta que dure dos minutos y medio, sospechosamente se convierte en un sonido que podríamos oir en sus álbums de música ambient. Escuchen.

La cita anterior de Eno no es la historia completa, de todas formas. El contexto completo de la entrevista es un poco más amplio. Pero, sobre todas las cosas, hay que tener en mente que Eno compuso el sonido en una Mac, diciendo “nunca usé una PC en mi vida; no me gustan”.

La idea surgió en un momento en el que estaba completamente atascado. Había estado trabajando en mi propia música por un tiempo y estaba bastante perdido a decir verdad. Realmente aprecié que alguien viniera y me dijera “acá hay un desafío puntual, resolvelo”

La gente de la agencia me dijo: “Queremos una pieza de música que sea inspiradora, universal, bla-bla, da-da-da, optimista, futurista, sentimental, emocionante”. Una lista completa de adjetivos, y entonces
al final dijeron: “Y tiene que durar 3,25 segundos”.

Me pareció muy gracioso, y una idea maravillosa a la vez. Intentar hacer una pequeña pieza de música. Era como hacer una pequeña joya.

De hecho, hice 84 piezas. Me sumergí completamente en este mundo de pequeños, pequeñísimos pedacitos de música. Estaba tan sensible a los microsegundos cuando terminé este trabajo que realmente rompí lo que me estaba atascando en mi propia música. Entonces cuando el sonido para Windows estaba terminado, volví a mi música a trabajar con pistas que tenían como tres minutos de duración. Entonces, parecían océanos de tiempo para mí.


Publicado originalmente en Mental Floss – Chris Higgins “Creating the Windows 95 Startup Sound”